El Dios De Mi Esperanza

Hay momentos de flaqueza en la vida cristiana, todos hemos pasado y seguiremos pasando por momentos de flaqueza espiritual, esos momentos en los cuales pareciera que ninguna palabra ministra en nuestra vida.

En esos momentos de flaqueza espiritual nuestra fe es debilitada y nuestra confianza quiere ser desviada hacia otra cosa que no es Jehová de los Ejércitos. Posiblemente tu estas pasando por situaciones difíciles en tu vida, en donde no encuentras una solución. A lo mejor estas pasando una de esas batallas en las cuales nuestra fe es debilitada. Quizá alguien te dijo: “¿Dónde está tu Dios?” por que ha visto que todo te esta saliendo mal.

Muchas personas confían en sus buenas capacidades para salir adelante en la vida, otros confían en que su dinero no les permitirá pasar problemas, otros confían en el hombre, creyendo que si determinada persona está con ellos, no hay de que preocuparse. Pero mas allá de lo terrenal existe otro ámbito, ese ámbito que no se puede observar con nuestra vista humana, ese ámbito llamado Fe, esa Fe que depende de alguien verdadero, de alguien que es el único camino, de alguien que es la vida, de ese alguien que se llama Jesús.

Posiblemente estés rodeado de muchas adversidades y al mejor tu mente no encuentra una salida, pero quiero decirte que si tu Fe esta puesta en Jehová nuestro Dios, no hay de qué temer.

Pueden levantarse olas gigantes, tempestades fuertes pueden venir contra ti, mares anchos pueden estar frente a ti, murallas pueden quererte detener, pero si tu confías en Dios nada de eso te podrá hacer frente. Tienes que entender que muchas veces estamos en circunstancias difíciles porque no hemos entendido de que si deposito mi confianza en Dios, El me cuidara, el me protegerá, así que no hay de qué temer.

La gente puede confiar en carros y otros en caballos, pero nosotros confiamos en el único Camino Verdadero que da Vida. Hermanos míos, no temas, no te amedrentes, si confías en Jehová de los Ejércitos tendrás la victoria de la vida. Ahora bien, ¿En quien confías?, ¿En que está puesta tu confianza?, es momento de entender que si has estado confiando en otra cosa que no sea el Señor he estado mal.

Por esa razón necesitas urgentemente comenzar a confiar en aquel que es el único que te puede dar una victoria real.

“Estos confían en carros, y aquéllos en caballos; Mas nosotros del nombre de Jehová nuestro Dios tendremos memoria”. Salmos 20:7