El Señor Tu Dios No Miente

Una de las cosas que más admiro de Dios es su fidelidad a sus promesas, pero una de las cosas que más me preocupa de nuestras vidas es la impaciencia y la indisciplina.

Una de las cosas que los patriarcas del AT hacían era levantar un altar donde quiera que Dios se les apareciera y la otra cosa que hacían era escribir o tallar cada promesa en sus varas.

Josué 21:43-45 De esa manera el Señor dio a Israel toda la tierra que había jurado dar a sus padres, y la poseyeron y habitaron en ella.  Y el Señor les dio reposo en derredor, conforme a todo lo que había jurado a sus padres; y ninguno de sus enemigos pudo hacerles frente; el Señor entregó a todos sus enemigos en sus manos. No faltó ni una palabra de las buenas promesas que el Señor había hecho a la casa de Israel; todas se cumplieron.

Todas las promesas que Dios nos ha hecho van a cumplirse tarde o temprano será hecho., pero muchas veces nos frustramos cuando no llegan en el momento en que las estamos esperando.

Ezequiel 12:22-25 Hijo de hombre, ¿qué proverbio es ése que vosotros tenéis acerca de la tierra de Israel, que dice: "Se alargan los días y desaparece toda visión"?  Por tanto, diles: "Así dice el Señor Dios: 'Haré cesar este proverbio para que ya no lo usen como proverbio en Israel.' Diles, pues: 'Se acercan los días y el cumplimiento de toda visión. 'Porque ya no habrá ninguna visión falsa ni adivinación lisonjera en medio de la casa de Israel.

La Palabra nos cuenta que toda una generación dejó de creer en los profetas que vienen departe de Dios y se hizo popular burlarse de las profecías, pero El habló a través de Ezequiel advirtiendoles enfáticamente que esto cambiaría y ellos verían el cumplimiento de Su Palabra.

Y es que por lo general cuando no vemos el cumplimiento de las promesas de Dios en nuestras vidas tendemos a culpar a Él y no a nosotros mismos, evadiendo la responsabilidad que nos corresponde en el proceso. Necesitamos entender que Dios es fiel y nosotros no, si Su palabra no se ha cumplido tiene que ver más con nosotros mismos que con El. Cuando una promesa se tarda no se trata de que Jehová no pudo, que mintió o ha cambiado de opinión.

Números 11:23 Y el Señor dijo a Moisés: ¿Está limitado el poder del Señor? Ahora verás si mi palabra se te cumple o no.

A el no le falta poder para cumplir Sus promesas, no hay enfermedad que no pueda sanar ni cosa que Él no pueda hacer, es Dios Omnipotente. Cuando recibimos una Palabra de Dios lo primero que debemos hacer creerla y prepararnos para ver su cumplimiento, tal como hicieron los padres de Sansón cuando recibieron la profecía el ángel le anuncia que tendría un hijo que haría grandes cosas, de inmediato lo dieron por hecho y pidieron instrucciones de cómo debían cuidarlo,

Jueces 13:12 Y Manoa dijo: Cuando tus palabras se cumplan, ¿cómo debe ser el modo de vivir del muchacho y cuál su vocación?

De igual manera si Dios te ha dicho que predicaras a las naciones debes empezar a estudiar la Palabra, si te dijo que tendrás un hijo compra la cuna, si te dijo que te casarás compra el traje, si te dijo que te iba a usar comienza a orar y a buscar la unción con diligencia