En El Tiempo De Dios

Si tuviera un poco más de tiempo? Quien no ha dicho esto alguna vez? En cierto sentido el tiempo nos hace iguales a todos: los ricos no tienen más tiempo que los pobres y ninguno lo pueden almacenar.

Se va para no volver, por eso es tan importante invertirlo sabiamente. Es peligroso tener tiempo para todo menos para lo más importante en tu vida, BUSCAR A DIOS.

No hay que esperar estar en la cárcel para darle tiempo a Dios, no hay que esperar estar pobre para darle tiempo a Dios, no hay que esperar el diagnóstico negativo del médico para darle tiempo a Dios.

No esperes estar en tribulación para dar tiempo a Dios, no esperes que te pidan el divorcio para dar tiempo a Dios, no esperes que te quiten el trabajo para dar tiempo a Dios.

DALE TIEMPO A EL PORQUE QUIZÁ ÉL NO TENGA TIEMPO PARA TI, PORQUE? Dice la biblia en proverbios:

Entonces me invocarán, pero no responderé; me buscarán con diligencia, pero no me hallarán; porque odiaron el conocimiento, y no escogieron el temor del Señor. (Proverbios 1:28-29)

Un soldado estaba hablando con su camarada acerca de la salvación mientras marchaban hacia el cementerio, marcando el paso al redoble del tambor, para sepultar a otro de sus camaradas.

El soldado rogó con ansiedad a su camarada que se entregara a Cristo. Su amigo se emocionó con las palabras de su compañero y le dijo amigo lo haré cuando salga del servicio del ejército. Esta fue su desición y para eso solo faltaban 9 meses.

La semana siguiente el regimiento 79 recibió órdenes de dirigirse a Egipto, los dos soldados marcharon juntos ha ida el campamento árabe de telekebir, uno teniendo la satisfacción de la salvación y el otro demorado para ser salvo cuando terminara su servicio en el ejército. En silencio atravesaron el desierto de arena y se acercaron al campamento enemigo de los árabes.

Los centinelas estaban alertas aunque la oscuridad era muy densa, y de pronto se oyeron las detonaciones de los disparos que se hacían desde el campamento enemigo, a consecuencia de uno de esos disparos cayó el hombre que había decidido aceptar a Jesús después de terminar su tiempo en el ejército.

La de decisión de ese hombre fue fatal, da tu tiempo a lo que realmente valga la pena.

Entonces me invocarán y vendréis y orareis a mí, y yo os oiré, y me buscareis y me hallareis, porque me buscareis de todo vuestro corazón. Jeremías 29:12-13.